You don’t get a song

Now Playing:

(Instrumental) Arabesque #1

– Claude Debussy (video) –

How it all began

I first learned how to play a guitar because my mom had an old Beatles songbook laying around and I wanted to emulate my favorite band. I was only 8 years old. After many days of hurting fingers and two destroyed photocopies of the chord reference sheet at the back of the songbook, I was finally able to play Twist and Shout. A simple, funny song; even if it was only a cover I felt like the king of the world: I had the power of music bestowed upon me.

The years passed and I slowly improved these powers, adding the piano and a little later on my favorite instrument of all: the voice. By the time I was 12 I already knew enough songs to sing to myself for an hour, perhaps. Some of my friends knew about it, but they never saw it as anything but a hobby, just like other people play soccer every afternoon.

Growth

By the time I got to high school, playing the guitar and singing in a (secular) choir were probably the best things happening to me. There was an old guitar used for mass (it was a catholic school) that I would borrow from time to time. Again, some of my friends would every now and then sit around me to hear the songs.

I already had some crushes on girls and a few rejections that crept into my repertoire in the form of sad rock songs. Of course, those heartbreaks were nothing compared to the ones that have come since, but that pain was real to me. Singing was my instinctive response to that pain and the strange mixture of sadness and the intrinsic beauty of music resulted in an addiction to that melancholy feeling that persists today.

Then I met you

I think it was one of those talent contests at school or something. I’m not sure, but I remember you congratulating me for whatever song I played up there. I didn’t even prepared it, but I said an uninterested thank-you and went «backstage» to continue the endless SMS conversation with my best friend who was trying her luck in an acting contest on the other side of the country.

Her audition would be only an hour or two after I got down from stage and I was trying hard to calm her and assure them that everything was all right. I didn’t care about anything else. Another guitar-playing friend of mine told me that the famous new pretty girl was after me. I told him to fuck off and remind me of it later.

Everything came tumbling down

He didn’t have to remind me. Our school lockers were right next to each other (I don’t think it was coincidence, though) and we saw each other every morning. Then, every day at lunch. Then came the letters, the careful flirting, the oblivious compliments and the moments of perfect silence. It was as perfect as teenage love can be, which means there were a lot of things we were overlooking.

We never knew how deeply those memories would dig in our minds and hearts. A random phrase I pulled out of nowhere ended up being the quote you chose to be under your photo in the yearbook. The book you lent me ended up being crucial for my development as a writer. We didn’t care for the long term consequences.

One day, this song came up on the radio. It was a bit cheesy, but had beautiful poetry. You just said «Hey, that’s our song» as if it had been for years. You declared that was our song without hesitation, without consulting me and I was completely OK about it. I just replied «Yes, that’s for the two of us» or some other equally stupid line and proceeded to walk hand in hand.

The aftermath

The bomb was already in place, just waiting to blow up. The problems finally caught up with us, after a three year lag. You said that it would be best if we just stayed as friends, but every chance you had after that, you treated me just like before. I was «the other one». There wasn’t a formal relationship between us so you never felt like you were actually cheating on him. Words don’t matter, actions do.

It wasn’t easy, but in the end I was able to cut myself from you. The only thing that has stayed was the memory of «our song«. I can’t detach it from the meaning you gave it. I don’t want to sing it anymore, even though it’s often requested when I have a guitar in hand. It’s not fair I can forgive you for taking away some of my time and attention, for a lot of bad poems that may have been corrected into great ones by now. I can forgive you for making me your second choice and for juggling with my heart. But you took a song away from me. You’ve made me afraid of giving songs to the ones I love, of sharing them and giving them a special meaning.

You’re the one who kidnapped an innocent song and branded it forever with our names. That poor song can never be the same again and it’s your fault. Don’t ask me to do the same thing again. You don’t get a song and nobody will.


Sobre libros usados (Poker)

Now Playing

Y ya no estoy enamorado
con tus mentiras
el infierno me duermo
por que el infierno es la unica verdad

– The Mars Volta –

Me he dado cuenta que mi ciudad, aunque es como un rancho tamaño ciudad, está (poke)evolucionando y adoptando nuevas cosas, más propias de una ciudad-ciudad y no de una ciudad-rancho. Una de esas cosas es el amor a la lectura. Por desgracia, creo que antes debería haber desarrollado un mejor transporte público. Snif.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-
Ya les había mencionado sobre el callejón del libro. Se ponen varios vendedores de libros usados y toda su parafernalia. Ya sabes, venden cassetes, CDs, fotos tamaño poster de los Beatles, el Che, Pancho Villa… Discos de vinil y hartas manualidades hippies (Cuadernos! No me canso de ellos). Es bonito un lugar así. A fin de cuentas, un libro usado es lo mismo que uno nuevo, sólo que más barato. Tiene sus pros y sus contras, pero me encanta.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-
Justo la última vez que fui por allá (me acuerdo: 13 de junio) iba con un poco de dinero extra (me compré una bata nueva de lab GENIAL. Con bolsillos suficientemente grandes… mejor lo dejamos para otro día) El caso es que de regreso a casa pasé por ahí con el dinero y bueno, el acabóse. Un par de horas metido ahí, encontré unos tocadiscos funcionales (de $900! quiero uno) y chorromil libros. Buscaba Frankenstein y El Golem. No los encontré, pero un viejito, dueño de uno de los puestos se ganó mi corazón (y mi dinero) por saber recomendar libros. Si alguna vez venden libros, lean mucho para saber qué recomendar a quién.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-
Basándome en lo que buscaba (que incluía a Stephen Hawking) me recomendó «Microsiervos» de Douglas Coupland. Dios, qué buen libro. No me duró ni dos semanas. También compré «El viejo y el mar», una adaptación a libro de «The Sting» y «Alicia en el país de las Maravillas» (no he visto la peli ni leído el libro). Salí muy feliz de ahí.
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-
Ayer terminé de leer Microsiervos. Además de la crítica del libro (que luego les pondré por acá) me sorprendió lo poco que me duró el libro, pero es algo natural. Paso mucho tiempo en el transporte público: más o menos dos horas al día, seis días a la semana son más o menos doce horas a la semana. Aún restándole el tiempo que me quedo medio jetón o el tiempo en el que como, sigue siendo mucho tiempo. Es natural terminar un libro «así de rápido». Todos los que usan el transporte público pueden ser mucho más literatos si hicieran lo mismo. Es increíble cuánto puedes leer sin alterar en nada tu rutina (excepto en cargar unos cientos de gramos extra de papel)
*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-
JOKER: Es mejor llevarme a un callejón del libro o a una librería y dejar que yo escoja el libro, que regalarme un libro «que podría gustarme». A menos que me conozcas suficientemente bien o me hayas oído hablar sobre mis deseos literarios. Dixit.

Blog abandonado, escritor renovado.

Now Playing

She’s so heavy!

– The Beatles –

Hola queridos lectores. Se habrán dado cuenta que casi no he escrito y tengo mis razones para ello. La primera semana de diciembre fue para terminar todos los proyectos escolares que tenía; la segunda fue para hacer exámenes y la tercera fue tuvo uno de los peores días que he sufrido y algunos de los mejores.

¿Qué tan mal? Ese mal día me ha hecho tener pesadillas y escalofríos a medio día, no quiero salir de mi casa, etc etc. No sé si así será tener un ataque de pánico, pero lo que sea que me da es feo.

Lo bonito: Pasar 3 días con mi mejor amiga en su graduación. Al final, no fui al concierto que tenía planeado por ir a acompañarla a ella a casa de su cuñado a comer barbacoa y pastel. Valió la pena, en serio.

Ahora también soy parte activa de la revista digital Divúlgalo en la que podrán encontrar de todo un poco en cuanto a temas de hoy: emprendedores, videojuegos y música son sólo algunos. Dénnos una visita y apóyennos con un comentario o dos.

Sin más por el momento les digo que su servidor está físicamente bien. Psicológicamente me siento destrozado y vulnerable, pero espero sobrevivir. A todos los que celebran Navidad o algo especial en este diciembre, les deseo la Paz a uds y a su familia, amigos, vecinos, amantes y añadidos. Cuídense mucho y nos volveremos a ver antes que acabe el año.

Link Jumping Pt. 1

Now Playing

Just one look and I can hear a bell ring
One more look and I’ll forget everything

Mamma Mia! Here I go again!

– Meryl Streep –

No, no se trata de un Hylian zurdo saltando. Llegúe a una página que me llevó a otra, y a otra y a otra más. Aquí el resultado, feliz lectura!

Lo que perciben de mí

Now Playing

…Y no fue una gran tristeza
Fue como ir de menor a mayor.

– Café Tacvba –

(Para mí) Una cualidad importante en un amigo debe ser la de poder hablar con él/ella. El tema ya es más irrelevante: Cine, sexo, música, instrumentos, autoayuda, música, teatro, comida, videojuegos, ciencias, etc. Mientras sea alguien con quien puedo hablar chido, ya gana puntos en mi libro.

Con mis más grandes amigos, obviamente, hay más de qué platicar. Hace poco salió el tema de un mensaje de celular que mandé y que fue malentendido. Obviamente me enojé con la persona en cuestión porque creyó una cosa y yo quería decir otra muy diferente. Mala idea.

Cuando le comenté a mi amiga, respondió «a lo mejor es que nunca dijiste que tú no eres así»

FUCK!

La lección de hoy: Las acciones hablan más fuerte que las palabras, pero nadie adivina tus pensamientos.

For the record, no soy un borracho y no planeo serlo.

Post San Valentín

Now Playing

I was sick and tired of everything
When I called you last night from Glasgow
All I do is eat and sleep and sing
Wishing every show was the last show

– Camera Obscura –

Estos días normalmente ando muy sensitivo. Febrero loco y blablabla. Pero fíjense cómo se dan las cosas.

Parte 1

El 2 de febrero se cumplió el 4o aniversario de VdL (en ese entonces se llamaba Gluuuuu) Como coincide con el cumpleaños de mi mejor amiga, jamás se me pasaba darle una llamada o un mensaje al celular y postear aquí celebrando el cumpleaños de este lugar. (Prueba: 2006, 2007, 2008)

Siempre he dicho que escribir es de las mejores cosas que me han pasado. Por ahí de enero del 2005 me encontré con un link que me introdujo a esto de escribir para la gran masa que es el internet. A través de estos años me ha servido mucho para cambiar, y escribir me ha servido (a veces) como un enorme espejo para ayudarme (también para descubrir cosas asombrosas)

Le hablé a mi amiga. Se me pasó por completo postiar por acá.

—————–

Parte 2

El 14 de febrero me trae sentimientos muy encontrados. A veces soy un grinch de San Valentín. A veces soy bien pinche cursi. Go figure, yo tampoco lo entiendo. El caso es que como el viernes 13, el sábado 14 y el lunes 16 (mañana) tengo exámenes, se me pasó por completo la fecha. No hice mis regalitos para vender (origami ftw) ni chocolates para mis amigos. Nada. Se me fue.

Luego agarro y leo un artículo precioso. Lo escribe Buba y dice así:

Estos días, por extraño que parezca, me he dado cuenta de que a la gente le gusta vivir bien intenso. Pero no lo digo de buena manera, de hecho lo digo de manera despectiva, cayendo en el asco. Es decir, quieren vivir todo muy rápido, como si demostraran que pueden tomar la vida por los cuernos, cuando la misma vida les está picando el culo. ¿Me explico? Es decir, qué caso tiene ir tan rápido, qué caso tiene no disfrutar lo que haces (si es que tanto lo quieres). No lo sé, igual y es que le tomo mucha importancia a lo que hace la gente, pero a mi me gusta tomarme el tiempo para hacer las cosas. Leer un libro, estar en una relación, convivir, todo eso que nos han vendido como vida. No es que sea yo muy paciente, tampoco que para algunas cosas yo no les de prisa, pero hay límites. Soy una chica que cree en ritos, en el lenguaje y que todavía tiene un poco de fe en lo que hace y quiere.

Original aquí. Amo a Buba por eso. Me hizo mi 14 de febrero el 15.

—————–

Parte 3

Me di cuenta que todo esto pasó por estar metido en la carrera. Es algo bien raro, no sé por qué estudio lo que estudio, pero me gusta. Muchos de mis compañeros ya tienen su sueño particular de salvar al mundo con sus conocimientos en la carrera. Creo que a varios de ellos les molesta que (en algunas cosas) yo sea mejor que ellos y no tengo ningún plan de ese tipo.

Es la verdad. No entré por inercia a la carrera, entré porque se veía divertida (y lo es, en cierto modo). Pero no sé qué quiero hacer de mi vida. Entro a estudiar las ciencias y hago proyectos de arte. Estaba en Bioquímica y me latía NaNoWriMo. En palabras del sabio Michael Ende: Mi existencia es incomprensible y ridícula

Pero es única. Veo a mucha gente y sé por dentro que hay algo en uno mismo que me separa y me enaltece sobre todos ellos. Aleluya.

Lunes 8 de diciembre del 2008

Now Playing

Quiero que seas feliz…
…aunque no sea conmigo

– Enrique Bunbury –

Lo sé, ya tiene una semana que terminó el NaNoWriMo, pero toda la primera semana de diciembre fue la semana del pánico. Quería escribir un poema en inglés usando la hiperbaton: «Panic Academic» Algún día la verán, lo prometo.

El caso es que acumulé unas 6 horas de sueño en toda la semana. Desde el domingo hasta el sábado. Además de lo académico, me tocó recibir una que otra bronca sentimental, una religiosa/espiritual y una regañada. También me tocó a mí desahogarme a mi estilo (echando pestes y pestes y pestes… poco saludable). El caso es que el sábado fue el peor día. Poe lo describe muy bien, ¿Recuerdan «La fosa y el péndulo»? dice algo así:

—Oh! for a voice to speak!—oh! horror!—oh! any horror but this!

Bueno, eso fue el sábado, en resumen. Lo cual echó a perder la semana entera. También dejé mi celular en una casa que no era la mía.

Luego el domingo, día del Señor DIOS YWHW. Rompí mi récord de dormir. Desperté para ver que el desayuno estaba servido (a la 1pm) con un partido de la NFL en la tele. O frabjous day! Callooh! Callay! Felicidad. Además, descubrí que el día anterior había comprado un montón de almendras cubiertas y estaban en mi bolsillo. Más felicidad. Me encontré a Mariana P y me dio buenas noticias.

Luego llega el día de hoy, lunes 8 de diciembre. Me dan buenas noticias en la escuela: buenas calificaciones, todo el trabajo duro y el maldormir tienen su recompensa. De regreso a casa, voy a las maquinitas un rato a ganarle a los novatos en Puzzle Bobble. Y les gané. Todo bien.

Hace un rato llego a mi casa y descubro que en mi «borrachera de no dormir» del sábado escribí una nota en la bitácora (un libro en blanco con el propósito de mantener los registros de lo que pasa cada día. [¡¡¡Un Twitter completamente inalámbrico!!! ZOMG]) ¿Saben qué había ahí? un autogol sentimental. Imagínense la nota: comienza diciendo:

«Recuerdo que hubo un tiempo en que no te conocía… no hace mucho…» Por ese entonces la raodi (sic) sonaba temas tales como…

No recuerdo haber escrito eso, pero tenía la fecha correcta, tenía una pluma verde en medio de las páginas y la letra concordaba con la mía. ¿Habré escrito dormido?

Noviembre-Diciembre siempre es difícil para mí. Es fin de semestre escolar, de los proyectos que prometiste en Enero y en Abril. Es dejar de ver a los que fueron mi familia todos los días de 7 a 6 y a veces más. Saber que uno es un año más viejo, bueh. Pero por alguna razón este Diciembre pinta mejor que otros años. Aunque me duela el orgullo, por fin me voy a enfrentar a las personas de las que huí. Y si todo va de acuerdo al plan, saldrán llorando.

Plan for the worst, hope for the best.

Lo que me he contado estas semanas

Now Playing

When you’re gone
How can I
even try
to go on?

– ABBA –

Ya tiene algunas semanas (como 2) que no sé qué me pasa. A cada rato comienzo a tamborilear Bela Lugosi’s Dead, como queriendo que durara unos 10 minutos seguidos antes de que comience a cantar. También me pongo a cantar nomás la primera estrofa de Mundo Raro (José Alfredo for the win):

Cuando te hablen de amor, y de ilusiones
Y te ofrezcan un sol y el cielo entero
Si te acuerdas de mí no me menciones
porque vas a sentir amor del bueno.

Hasta me puse a dibujar, quién sabe. Me puse a hacer tareas bien nerd (ya había olvidado lo bien que se siente llevar 10 en varias tareas consecutivas) Comencé los µcuentos de Andrei (próximamente…) entre otras cosas. Al final de todo viene hacer caso a clases.

Bueno, sí le hago caso, pero no siempre. De repente me pongo a tararear y a ver por la ventana hacia donde están construyendo los laboratorios nuevos. Y las vacas/becerros/rancheros que queman pasto. Me distraigo gacho y luego me quejo.

¿Será que me veo muy bien/mal? Curiosamente, un tercero (mejor dicho, una tercera) se dio a la tarea de buscarme novia. Así, sin preguntarme ni nada. Después lo comenté con alguien más y en lugar de reprochar, sólo dijo «Sí, ya te hace falta. Ya sé a quién te presentaré».

Porque además ya vi fotos. Está guapa la chamaca pero no es para tanto. Es decir, no la conozco. La tercera me mandó un quiz (o meme, caramba) de esos en los que dices 4 canciones, 4 comidas, etc. bajo la promesa de que jamás debo decirle a nadie que lo recibí (lo lamento) Luego me mandaron un link a su hi5.

Dude, what the fuck?

Volví a ver Mamma Mía. Estoy decidido, mi vida tiene que ser un musical. ¿Alguien se anima? Sólo hace falta saber cantar (y si eres mujer, ser simpática)

Las cosas como están

Now Playing

Y no es por eso que haya dejado de quererte un solo dia
Estoy contigo aunque estés lejos de mi vida
Por tu felicidad a costa de la mía

Pero si ahora tienes tan sólo la mitad del gran amor que aún te tengo
Puedes jurar que al que te quiere, lo bendigo
Quiero que seas feliz
Aunque no sea conmigo

– Celso Piña + Café Tacvba –

(Post manual. Si no puedes ver la imagen de abajo, dale clic aquí)

Post post navideño

Now Playing

(Instrumental) Television Rules the Nation/Around the World/Crescendolls
– Daft Punk –

Bueno, pasó la navidad y oficialmente comenzó mi temporada de flojera, lo cual quiere decir levantarse temprano para jugar We ♥ Katamari hasta el desayuno. Después ha sido comer y dormir: Pavo, relleno de pavo, chocolates, peladillas, turrón, galletas hechas en casa, polvrones sevillanos, puré de manzana, tortas de pavo, tortas de relleno, etc. Como quien dice, una navidad normal.

Sin embargo, por dentro ha sido un caos. Lo bueno de estas fechas es que en las compras de la cena y demás enseres me recuerda a mis tiempos trabajando en el restaurante. Lo malo es que me trae recuerdos de mucha gente y la nostalgia pega duro.

Lo bueno es que la tecnología viene al rescate. Esto de poder mandar mensajes por celular es la puritita onda, pero mi chafa celular no me deja guardar más de 20 mensajes a la vez y tengo que borrar algunos justo después de leerlos.

Pero con todo y el celular y las llamadas y el messenger y las tarjetas navideñas, no es suficiente, me doy cuenta de que hay muchos amigos a los que necesito ver, no puedo evitar extrañarlos. Invité a muchos al concierto navideño que di el 14 y me dio gusto que vinieran tantos, pero por desgracia no los que más quería que viniesen. ¿Por qué es que pasa así? Los amigos más entrañables son los más difíciles de ver.

Definitivamente la nostalgia y esos sentimientos «navideños» son contagiosos, y ahora que hay mucha gente que los trae encima, bueno, es inevitable contaminarse un poco más con ellos. Por todos lados gente que quiere arrepentirse y dejar atrás los problemas. Pobres, si en realidad fuera tan fácil…

En fin, sea que ustedes mis pocos y apreciados lectores, celebren la navidad o no, les deseo que estos días que todos andan de fiesta se la pasen bien con amigos, familia, novios o novias y demás gente querida. No tomen mucho, recuerden «Don’t drink and Derive» y si sienten que les llegan estos sentimientos de perdón, no los desperdicien, que vienen muy pocas veces al año. Felices fiestas!

A %d blogueros les gusta esto: