Tercera mudanza (del blog)

Bienvenidos sean a la tercera (y espero que última) casa del blog. Todos estamos aquí.

Durante las vacaciones, me puse a recuperar las entradas del blog que escribí en el dominio andycyca.me y, aunque no logré encontrar todas, me sentí satisfecho por recuperar un poquito de mi propia historia. Continuar leyendo «Tercera mudanza (del blog)»

¿Qué hay en un blog?

De cómo llegué a escribir acerca del papel higiénico en el baño de mi madre

Como ya había mencionado antes, al establecer esta nueva reencarnación del blog decidí dejar de lado los grandes tópicos para darle paso a esos posts chiquitos, acerca de cosas que a nadie le importan más que a mí y a los que están cerca de mí. En mi mente, fue un éxito y un descanso, pero no se tradujo a más posts como había querido al principio.
Continuar leyendo «¿Qué hay en un blog?»

Diez años

Publicado originalmente el 2015-02-06 en el dominio anterior -A.


(Nota previa: esta entrada tiene casi 2,000 palabras. Léase bajo su propio riesgo)

Prólogo

Hace diez años y cinco días estaba sentado frente a una de las computadoras de la escuela, leyendo a Mariana. Ella tenía una página en la que publicaba algunas de sus fotos y uno que otro poema pequeño. Si la memoria no me falla, me había pasado la dirección por MSN Messenger y después de un rato me quedé maravillado por lo bonito que escribía.

Estuve curioseando y averiguando qué era exactamente un “weblog”. No podía creer que fuera algo tan simple: sólo una página donde podías publicar palabras e imágenes. Completamente gratis. Al alcance de mi mano, detrás de unos cuantos clics.

Creé mi cuenta emocionado por poder compartir lo que escribía y que (según yo) estaba condenado a ser olvidado sin que nadie lo leyera. Cuando Blogger (lo que antiguamente era Blogspot) me preguntó cómo se iba a llamar mi sitio, me quedé paralizado por un buen rato. ¿Cómo llamar a mi “bitácora digital”? ¿Qué nombre puede representarlo?

En ese entonces yo tenía un blog (aunque no lo sabía) en los olvidados MSN Spaces y ahí ponía una que otra noticia cultura que me interesaba. Primero pensé simplemente en tomar el “título” de ese blog (que más bien era una onomatopeya) y añadirle “versión 2.0”.

Pero pensé que eso no era buena idea. Lo que quería era publicar lo que yo había escrito, no lo de otras personas. Como no me encontré ningún nombre bueno, decidí ponerle algo raro y sin sentido porque mi blog no tendría ninguna idea unificadora. Lo bauticé “Vacuidad de Luz” y lo guardé como un subdominio de blogspot punto com.

Hace diez años exactamente estaba frente a otra computadora, escribiendo sobre mi idea de escribir sobre cualquier cosa desde uno de dos puntos de vista: un optimista y un pesimista. Creé estos débiles alter-egos, les di nombres muy poco originales e hice clic en “Publicar”.

Unos segundos después, el primer post estaba oficialmente en línea

1. Las primeras ideas

Al ver hacia el pasado, me doy cuenta que ahora soy menos malo que antes en muchos sentidos. Ahora escribo ligeramente mejor y tengo un sentido renovado de qué debe ir aquí y qué no. No soy el blog sin anuncios más visitado del internet, pero creo que lo que pongo aquí ha ido mejorando lentamente con los años.

Pero en ese entonces publicaba todo y sin editar. Todo. Estaba probando las aguas, quería probar mis límites y los del espacio (ya que a fin de cuentas nadie me leía). Quería (de)mostrar que sí escribía, que sí era alguien que merecía su pedacito de internet.

Saqué varios proto-poemas, germinados de ensayos y muchas letras perdidas y sin hogar. Era poco, pero era todo lo que tenía. Era, en retrospectiva, igual que yo: un blog que estaba fuera de lugar, intentando copiar lo que hacían otros, intentando hacer algo nuevo, intentando ser diferente y ser popular a la vez.

Éramos un desbarajuste hecho y derecho. O en palabras de ella, un merequetengue de ideas.

2. ¿Qué era el 2005?

En 2005 salieron Star Wars Episode III: The Revenge of the Sith, Harry Potter and the Goblet of Fire, La Marche de l’Empereur, The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, Batman Begins, Corpse Bride, y Brokeback Mountain.

El mundo mató dioses con Kratos en God of War; descubrió un misterio en Shadow of Rome; rockeó con guitarras de plástico en Guitar Hero; maldijo a oponentes en todo el mundo con Mario Kart DS; resolvió problemas familiares en Devil May Cry 3; mandó un tributo al Rey de Todo el Cosmos en We Love Katamari; evitaron paradojas en Mario and Luigi Partners in Time; todos nos maravillamos con la brillante narrativa de Shadow of the Colossus. Se anunciaron el Xbox 360 y el PS3.

Facebook cumplía un año. Aún no existía Twttr.

Daft Punk lanzó Human after all; System of a Down sacó Mezmerize; Gorillaz sacó Demon Days; Coldplay sacó X&Y; Shakira sacó Fijación oral; The Black Eyed Peas sacaron Monkey Business; Dream Theater sacó Octavarium (!); Jonathan Coulton sacó Our Bodies, Ourselves, Our Cybernetic Arms; Stratovarius sacó Stratovarius; Sigúr Ros sacó Takk…; Robbie Williams sacó Intensive Care; Rammstein sacó Rosenrot; LCD Soundsystem sacó LCD Soundsystem.

Se celebraron los 400 años de la primera publicación del Quijote. Doctor Who regresa a la televisión. Se publican The Girl with the Dragon Tattoo, Twilight, Haunted, Harry Potter and the Half Blood Prince y The Book Thief.

3. Las primeras visitas.

Usé blogsmexico para hacer ping las primeras veces que publiqué (vaya, todavía estaba muy activo eso de hacer ping a un directorio de blogs). Si la memoria no me falla, había algo así como “los últimos blogs actualizados” y por puro ocio me puse a visitar esos links.

En uno de ellos conocí a mirai. No puedo recordar qué me llevó a comentar en su blog en lugar de cualquier otro, pero lo hice. Por ósmosis conocí a Paranoideo y a Buba/queque. En estos 10 años muchos otros han ido y se han ido, pero por alguna razón ellos tres fueron los primeros a los que leía seguido y donde comentaba cuando podía.

Pasaron dos o tres años antes de tener la oportunidad de conocernos “en vivo” en unas hamburguesas (que si la memoria no me falla, eran cerca de la Condesa en el DF). Las hamburguesas estaban carísimas, pero el día fue excelente, lleno de chistes y un cubo de Rubik. Desde entonces han habido muchas comidas, mucha cerveza, algunas canciones en karaoke, un viaje a Tepoztlán y harto chisme.

Los conocí por pura suerte, saqué sus nombres de un sombrero digital. He aprendido de ellos más de lo que ellos sospechan. Hoy, ninguno de sus blogs sigue activo pero recuerdo muchas de sus entradas, que guardo en cuadernos para un día lluvioso.

El blog me ha permitido conocer a muchas otras personas: a kunti, a Cupto, a Isha, a Sachiel y a varios más a quienes nunca he conocido en persona, pero ellos tres fueron los primeros y puedo decir que, a pesar de que nuestros horarios y actividades no nos permiten coincidir mucho, de repente nos encontramos y pasamos un rato agradable. Todo por haber hecho ping hace 10 años.

4. Otros lugares.

Este blog es algo así como mi habitación en internet. Es público, pero no lo anuncio tanto como otros lugares. Está abierto, pero es íntimo.

De aquí tomé algo de confianza para salir a otros lugares en internet. Estoy en Twitter, publicando lo que sea que me viene a la mente y que cabe en mensajes pequeños. Respondo preguntas en ask.fm, Tengo un mini-sitio en el que guardo algunos ensayos en inglés. Participo en everything2. He sido uno de los millones de anons en 4chan, uno de miles de locutores en Mixlr y uno de cientos de editores en Wikipedia en español.

La gran diferencia es que el blog sigue siendo el único lugar donde yo pongo la mayoría de las reglas (más allá de los términos y condiciones de mi host, claro está). No temo decir que he borrado algunos comentarios de poca importancia en temas intrascendentes (como los Vázquez Sound) o que simplemente tienen poco brainpower detrás de ellos. Aquí publico lo que me parece necesario o agradable publicar, y el único estándar de calidad es el mío, lo cual ciertamente explicaría por qué el blog está como está.

5. La transición

Creo firmemente que el pasado es un buen maestro, siempre y cuando sepamos aprender de él. Dice el dicho que los que no saben de historia están condenados a repetirla; yo diría que si no recordamos y reflexionamos sobre los errores del pasado, estamos en riesgo de volver a cometerlos.

Por eso mantengo una muy rígida política de no borrar (casi) nada. Los primeros años, como ya dije, fueron un caos hecho y derecho, sin pies ni cabeza. No es que el blog ahorita sea un completo “éxito”, pero creo que es objetivamente mejor que antes. Sin ese archivo, difícilmente podría comparar lo que escribo hoy con lo que escribía hace 2, 4, 6, 10 años.

Borrarlo todo en este momento abre el riesgo a olvidar mis orígenes y, lo que es peor para mí, sería borrar en verdad el tiempo que lleva existiendo esta página. La calidad promedio subiría si elimino los primeros cinco años, pero no tendría forma de recordarme que en efecto todo ocurrió como ocurrió. Mientras más tiempo pasa, las memorias se hacen más borrosas; por eso prefiero escribir hoy sobre lo que pasó ayer y que está aún “fresco”.

Además de entender que yo mismo he cambiado estos últimos diez años, releerme me sirve para entender cómo y por qué he cambiado. Me doy cuenta que, salvo uno que otro evento significativo, el cambio ha sido, en efecto, como el crecimiento de un árbol: invisible de un día al siguiente. No ha sido lineal, no ha sido sencillo y ocurre sólo un día a la vez.

Diez años de errores me han enseñado esto. Ojalá me hubiera tomado menos tiempo, pero es mejor decir que aprendí la lección tarde a decir que no la aprendí nunca.

6. El presente

Mucho ha cambiado en diez años.

Un puñado de personas estaban ahí antes de este blog y siguen estando aquí. Ellos son mi categoría cero.

Algunas personas llegaron, espero que para quedarse mucho, mucho tiempo más, ojalá para “el resto de mi vida”. Ellos son mi categoría uno.

Algunas personas entraron y salieron de mi vida. La mayoría de ellos no me importan, pero hay algunas que me duele haber perdido. Me dejaron muchas preguntas sin responder y es difícil aceptar que no tendrán respuesta. No debo ir a correr detrás de ellas, por mucho que duela. Ellos son mi categoría dos.

La categoría tres está llena de fantasmas. Un grupo específico de personas que se alejaron antes de que naciera el blog y sóló se mantienen en la periferia de mi vida, observando, planeando, criticando, señalando, apuntando, lamentando.

El resto es como la materia obscura del universo: invisible, pero importante a su propia manera. Quizá sólo están de forma esporádica, pero siempre de forma constructiva.

Todos ellos son el microcosmos de este blog. Todos ustedes.

7. El futuro

Me gustaría decir que el plan para el blog va viento en popa, pero les mentiría. No tengo un plan bien definido. A duras penas tengo los borradores de las siguientes 3 entradas.

Me gustaría tener un horario definido para publicar aquí (digamos, cada lunes, viernes y domingo) pero hay semanas en las que simplemente no escribo nada que quiera publicar aquí. Hay días en los que todo lo que escribo es demasiado personal o tóxico o raro para hacerlo público. Al menos una vez a la semana siento que no tengo nada más que escribir.

Creo que por respeto a mí mismo y a mis lectores debo ir incrementando al menos un poco la cantidad y calidad de estos posts, pero no lo haré para ganar ninguna cantidad de dinero o reconocimiento. Hasta ahora no me he apegado a un horario porque prefiero escribir algo que me guste o me apasione o me sea interesante; y me parece que forzar un post cuando no hay ninguno es una pérdida de su tiempo y del mío, por no decir de la pobre calidad de lo que sale cuando uno hace las cosas apurado y por obligación.

No negaré que me gustaría llegar al nivel de producción de algunos de mis héroes como Zach Weiner o Ryan North; me encantaría poder publicar aquí de lunes a viernes unas letras interesantes o provocadoras pero aún no logro tener ese ritmo, menos mantenerlo.

Pero quizá llegaré ahí un día. Es lo más cercano que tengo a un plan.

Me gustaría que este blog llegue a los 20 años, pero esa meta me va a desgastar y me va a alejar de las letras. Lo que realmente debo hacer es concentrarme en el siguiente post. El siguiente paso, inspiración, barrida. Sólo así he logrado llegar aquí.

Una despedida

Hola, queridos lectores!

Posiblemente ya se habrán dado cuenta, pero es necesario que lo diga por aquí para que no haya confusión. Este blog se cambia de casa, se muda a un nuevo lugar.

Posiblemente notaron que en esta ocasión no hice ningún tipo de post celebrando el noveno aniversario del blog (2 de Febrero), la razón fue que ese mismo día decidí regalarle al blog una nueva casa. Pasé al menos una semana preocupándome por escoger un buen host, buscando un plan que se adecuara a mis necesidades y aprendiendo una forma fácil de instalar WordPress desde cero (mi nuevo host no tiene ese botón mágico de «presiona aquí para instalar WordPress!«)

El blog que ustedes leen en este momento ahora se encuentra en http://letras.andycyca.me. Si alguno de ustedes aún usa feeds (señal de toda persona awesome) pueden encontrarlo aquí.

Si no quieren cambiar sus configuraciones, no se preocupen. Este blog se seguirá actualizando aquí, pero sólo les voy a mandar un link donde podrán leer la entrada completa. Así no tienen que volver a inscribir su correo o actualizar su lector de feeds.

El blog es nuevo y aún pasará por muchos cambios, incluyendo el cambio de nombre, pero el contenido seguirá siendo el mismo y se ampliará un poco (voy a incluir algunas de las cosas que escribo para Everything2 y Thought Catalog). En el futuro también pondré por ahí los proyectos que no caben en un solo post (como la cápsula del tiempo de Noviembre) así que estén atentos.

No me queda más que agradecerles por seguir en este viaje. A todos los que llevan años y a los que apenas llegaron, les agradezco mucho que estén por aquí. Pásenle a lo barrido.

Primer paso de la mudanza

Publicado originalmente en 2014-02-11 en el dominio anterior -A.

Acabo de mudar todo el blog (creo) a una nueva casa. De cierta forma, Blogger ya no es para mí. Hay un aire de seriedad y de orden y de sencillez que quiero y que él ya no me ofrece.

Me decidí a registrar un dominio, “rentar” un host y aventarme toda la instalación manual de WordPress porque así me cuesta bien poquito mantener este sitio. El primer resultado está aquí. Todavía debe verse roto, a medias. Es una sombra de lo que fue

Igual que mis sueños de ver a Jorge Pinto disfrazado de Adel

Pero es agradable y es una “sorpresa” que me regalé para conmemorar el noveno aniversario del blog, que fue el 2 de febrero pasado (el mismo día en que los Broncos de Denver recibieron una paliza en el Super Bowl).

Tengo muchísimo que decir ahorita, pero todo está todavía en borradores. No puedo darle forma más o menos coherente estos días, parece un cementerio de Tumblr, lleno de frases que representan todo un post pero que se quedaron a medias.

Ellos vendrán, poco a poco. Pero no hoy

El blog seguirá viviendo en Blogger, pero eventualmente voy a pasar todo a una plataforma en la que tenga más control, más libertad por así decirlo. Yo me ocupo de los detalles técnicos. Ustedes sigan leyendo

Cápsula del tiempo!

Now Playing:

(Instrumental) Spiegel im Spiegel

– Arvo Pärt –

La semana pasada llegué por casualidad a un Office Depot y pensé en ir a comprar uno de esos sobres manila con un broche (muy reusables, muy útiles). Soy uno de esos bichos raros que les encanta perderse en papelerías viendo todas las libretas y plumas habidas y por haber.

Me distraje tanto que compré sobres engomados en lugar de los que tienen broche reusable y no me di cuenta de ello hasta que llegué a casa. Al ver que no me servirían en mi trabajo me puse a buscarles un uso que no fueran reportes técnicos. Se me ocurrió hacer un archivo de todos mis papeles «adultos» como mis recibos de nómina, papeles del seguro social y esas cosas de gente normal. Justo cuando me estaba sintiendo bien conmigo mismo por esta decisión responsable me di cuenta que ya tenía un archivero dedicado exclusivamente a eso. Me sentí orgulloso de mí mismo y a la vez, decepcionado de mí mismo.

Aún estaba lidiando con estos sentimientos encontrados cuando encontré en el último apartado del archivero un papel solito, arrancado de un cuaderno. Era un cuento que una amiga me pidió revisar, con una nota al margen en tinta roja: «Cálmate antes de revisarlo!» Ese papel fue suficiente para recordar lo que pasó entre esa amiga y yo, cómo nos peleamos esa noche y estuvimos a punto de no volver a hablarnos nunca más. Afortunadamente ese no fue el caso.

Después de recordar el suceso con una lagrimita en el ojo, procedí a revisar el cuento antes de mandarle mis observaciones por mail. Ella no se lo esperaba, ya había dado por perdido ese cuento. Estuvimos hablando me fui a dormir con una sonrisa que ni el lunes pudo arrebatarme.


Ésta fue una de las rarísimas veces en las que un pedazo de papel trae buenas memorias y no sólo mías. Normalmente los recuerdos que guardo siempre cuentan historias en las que yo soy el protagonista y los demás son el reparto secundario, pero en ésta ocasión fuimos dos protagonistas. Quiero repetir esta historia.

¿Les gustaría ayudarme?

Mi meta es crear 50 memorias compartidas con mis amigos, conocidos, fans, familiares, colados y anexos en una especie de Cápsula del Tiempo que será cerrada en Noviembre 2013 y reabierta en Noviembre 2014.

Mi meta es que tú y yo, dentro de un año, podamos recordar este momento de nuestras vidas. Mi meta es regalarte un pedazo de lo que escribo. Te regalo mis palabras, pero deberás esperar un año para recibirlas. ¿Te animas?

¿Qué necesito hacer?

Las reglas son simples:

  1. Mándame alguna clase de mensaje, tweet, texto o comentario en el que me digas que quieres participar
  2. Antes del 15 de Octubre mándame algo de preferencia escrito. Puede ser un poema, historia, anécdota, noticia, chiste, memoria, fotografía, canción o cualquier otra cosa que signifique algo para ti (no te pido tus secretos mejor guardados pero sí algo que sea al menos un poquito importante en tu vida). Cualquier cosa que quieras recordar dentro de un año.
  3. Puedes pedirme que haga alguna de las siguientes:
    • Opinión/ Review
    • Consejo (que no sea de tipo legal ni médico)
    • Remix (usar parte de ello con otras cosas para crear algo nuevo)
    • Obra derivada (un ensayo o historia corta basado en lo que me enviaste)
    • Secuela
    • Alguna otra petición similar y razonable
  4. Durante Noviembre, voy a escribir ~2,000 palabras para cumplir tu petición. Voy a poner tu escrito y el mío en un sobre que voy a cerrar y reabrir un año después. En Noviembre 2014 voy a publicar todo lo que escribí (no publicaré nada de lo que tú me envíes a menos que me des permiso de hacerlo)
  5. Limitado a 50 participantes. First come, first serve
  6. Si la lista se llena y aún quieres participar, puedes entrar como reserva en caso de que alguien se raje o bien, puedes participar en la segunda ronda que comenzará en Diciembre.
  7. Me reservo el derecho de invitar personalmente a quien yo quiera. Estos invitados e invitadas de honor tienen prioridad en los 50 lugares.

Anótame!

La lista de participantes:

  1. Xime (FB)
  2. Mich (FB) – RECIBIDO!
  3. Psanchez (FB) – RECIBIDO!
  4. ChrisCar (FB)
  5. pending
  6. MarcTre (FB)
  7. Wotancito (WMF-MX)
  8. Ehdez (FB)
  9. Mundo (FB)
  10. Diego (FB)
  11. AValencia (FB) – RECIBIDO!
  12. waverider37 (e2)
  13. decoy hunches (e2) – RECIBIDO!
  14. teleny (e2) – RECIBIDO!
  15. Chronosaurus (FB) – RECIBIDO!
  16. Nordenvind (IRL)
  17. Ian (NaNoWriMo)
  18. Dmtta (Twitter) – RECIBIDO!
  19. Cass (FB)
  20. ProtoplasmaKid (WMF-MX) – RECIBIDO!
  21. @datotia (Twitter)
  22. ClauHdz (FB) – RECIBIDO!
  23. @FeliciaRios (Twitter)
  24. @Nanayatzin (Twitter)
  25. @Genxmex (Twitter)
  26. pending
  27. pending
  28. pending
  29. pending
  30. pending
  31. pending
  32. pending
  33. pending
  34. pending
  35. pending
  36. pending
  37. pending
  38. pending
  39. pending
  40. pending
  41. pending
  42. pending
  43. pending
  44. pending
  45. pending
  46. pending
  47. pending
  48. pending
  49. pending
  50. pending

Re: 30 days, 30 songs

Now Playing:

(Instrumental) Troian Beauty

– Nobuo Uematsu –

Hace tiempo platicaba con una nueva amiga sobre mis gustos musicales y me propuso, para recomendarnos más música entre nosotros, hacer el reto de 30 days, 30 songs que tanto ha circulado por el internet.

Me disponía a prepararlo cuando me encontré en los archivos offline de mi Tumblr que ya había hecho ese reto hace tiempo (en el 2011, para ser exactos). Para cumplir mi palabra con una cantidad óptima de esfuerzo, aquí les reproduzco la lista entera de 30 canciones para escuchar en 30 días (más uno que otro extra por ahí)

Considero el caso cerrado.

  1. Your favorite song: Alan Menken – Part of your World (reprise) | here
  2. Your least favorite song: Justin Bieber – Baby | here
  3. A song that makes you happy: Leah Dizon – Everlasting love + you  | here
  4. A song that makes you sad: Elizabeth Anka Vajagic – With hopes lost | here
  5. A song that reminds you of someone: Mexicanto – Coincidir | here
  6. A song that reminds you of somewhere: The Mavericks – Blue moon | here
  7. A song that reminds you of a certain event: Ariel Ramírez – Noche anunciada | here
  8. A song that you know all the words to: John Lennon – Love | here
  9. A song that you can dance to: Fall out boy – This ain’t a scene (it’s an arms race) | here
  10. A song that makes you fall asleep: Claude-Michel Schonberg – Bring him home | here
  11. A song from your favorite band: The Beatles – Eleanor Rigby | here
  12. A song from a band you hate: RBD – * | here
  13. A song that is a guilty pleasure: Fanny Lu – Tú no eres para mí | here
  14. A song that no one would expect you to love: Shakira – Moscas en la casa | here
  15. A song that describes you: Queen – Somebody to love | here
  16. A song that you used to love but now hate: The Black Eyed Peas – Let’s get this started | here
  17. A song that you hear often on the radio: Mika – Grace Kelly | here
  18. A song that you wish you heard on the radio: Real de Catorce – Blues del atajo | here
  19. A song from your favorite album: Koh Otani – The opened way | here
    1. A song from your favorite album EXTRA: The Protomen – The fall | here
  20. A song that you listen to when you’re angry: Muse – Uprising | here
  21. A song that you listen to when you’re happy: The Seatbelts – Spokey Dokey | here
  22. A song that you listen to when you’re sad: Emilie Simon – to the dancers on the ice | here
  23. A song that you want to play at your wedding: Charles Aznavour – She | here
    1. A song that you want to play at your wedding EXTRA: Charles Aznavour – De quererte así | here
  24. A song that you want to play at your funeral: Regina Orozco – Montón de tierra | here
    1. A song that you want to play at your funeral EXTRA: Ralph Stanley – Oh death | here
  25. A song that makes you laugh: Chava Flores – Cerró sus ojitos Cleto | here
  26. A song that you can play on an instrument: Scott Joplin – Solace | here
  27. A song that you wish you could play: Yoko Shimomura – Working Together | here
    1. A song that you wish you could play EXTRA: Nobuo Uematsu – Those who fight (Piano version) | here
  28. A song that makes you feel guilty: Mecano – Stereosexual | here
  29. A song from your childhood: Maná – Cómo dueles en los labios | here
  30. Your favorite song at this time last year: Jeff Pescetto – Duck Tales | here

 

Maduración

Now Playing:

Now, for the first time, I think we’re going wrong
Hurry up and tell me this is just a dream
Could we start again, please?

– Andrew Lloyd Webber — Could we start again please? –

He pensado mucho en lo que este blog significa para mí. Aquí encuentro pistas de cómo era yo hace seis meses, un año, ocho años. Tener y mantener este blog nunca ha sido nada más que para mi gusto personal, de cierta forma es un monumento a mí mismo: no hay anuncios, no escribo con un «target» en mente; no hay un calendario de actualizaciones, mínimo de posts semanales ni nada de eso.

Todo eso contribuye seguramente a que no sea un blog famoso (además porque su autor no es famoso), lo cual está bien por mí. Odiaría tener que dedicarle tiempo a corregir posts porque son políticamente incorrectos o porque ofendieron a alguien. No es que mi misión sea pintarle el dedo a todo el mundo, pero éste no es un blog de noticias (donde se debe reportar con objetividad), no es un blog de opinión sobre temas importantes (donde se mantiene una especie de línea editorial), no estoy hablando a nombre de mi escuela, trabajo, familia, creencias u organizaciones. Éste es un lugar que reservé para mí porque, diablos, el internet es suficientemente grande para todos.

Si algún día colaboro o trabajo publicando de una forma más «seria» (digamos, un periódico o algo así) ahí sí cuido más lo que digo porque no hablo a título propio, sino como parte de algo más grande. Pero no en este lugar.

La falta de formalidad, además de ayudarme a no ser famoso, me ha ayudado mucho a mantener una distancia saludable con este lugar. No vengo a escribir por obligación, más bien por necesidad. Me han visto en algunos de mis peores momentos y en unos pocos de los mejores, pero sólo en aquellos que decido compartir por acá.

Todo esto es para dar a entender un punto: VdL es un lugar muy importante para mí, donde no acepto más ley que la mía. Valoro los comentarios bien pensados y que buscan argumentación más que pelea. Por eso no publico cosas como ésta (clic para angrandar):

Por cierto, si tú, el autor de este comentario, llega a leer esto debes saber que te considero un imbécil (por no leer el post), un cretino (por tu uso del español) y un cobardón que no quiere dar la cara por defender a sus amados Vázquez (o bien un huevón que no quiso entrar). Salvo que aparezcas y cambies esa impresión (que lo dudo mucho) así te quedarás


He cambiado mucho en estos 8 años y me mantengo por lo que he dicho continuamente: no dejaré de escribir aquí mientras pueda. Pero sí vendrá un cambio en mi forma de escribir y de organizar las ideas. Lo más seguro es que abriré un nuevo blog, con un nombre más coherente y contenido más enfocado. No voy a desaparecer ni abandonar VdL, pero ésto quedará como algo más cercano a mí, menos público y más desordenado. Pronto, no sé cuándo, pero pronto

Cambio de identidad (del blog)

Now Playing:

That power is yet unknown!

– SAWA — Twister (Gang mix) –

Este blog ha sido durante años un lugar especial para mi. Al principio escribía en libretas que siguen guardadas y que nadie más que yo verá. Después pasé de escribir en papeles de la escuela a escribir acá. Todo era sencillo.

Pero en estos casi 7 años han cambiado muchísimas cosas. El blog, la tecnología y su servidor más que nada. Antes el blog sólo era el lugar donde dejaba lo que se me ocurría escribir y ahora tiene pensamientos definitivamente más profundos (no necesariamente mejores, pero sí «más pensados).

La tecnología ha cambiado. Ahora hay otras plataformas y otros medios en los cuales escribir, todos con sus particulares ventajas y desventajas. Tengo un Tumblelog alojado en Tumblr, para textos muy pequeños y fáciles de compartir. Tengo otro blog escondido, escrito exclusivamente en inglés. Tengo otros proyectos en al menos 3 libretas, cada uno con un objetivo diferente. Tengo mis novelas de NaNoWriMo, los cuentos inconclusos y muchas más cosas.

Por último, yo mismo he cambiado. Si pudiera enumerar todos los cambios técnicamente me conocería perfectamente y podría alcanzar el Nirvana, pero no puedo. Sólo tengo la evidencia del Andy de hace unos años mediante lo que escribió, pero ya no puedo contactarlo directamente: la fuente original se ha perdido.

Ahora escribo más cosas, sobre más temas, en diferentes medios y con diferentes objetivos. En consecuencia, VdL está «abandonado». Antes era el repositorio general de mis escritos, hoy hay cada vez menos escritos «generales» y más «especializados», lo cual deja a este pobre lugar sin mucho contenido.

Pero condenar este lugar al olvido sería un error, principalmente porque es un muy buen espejo de mi mismo en el pasado, del cual aún aprendo cada que me aventuro a visitar el archivo. Ya no es lo mismo, pero eso no quiere decir que sea inútil. He decidido reformarlo.

VdL seguirá siendo el repositorio general de lo que escribo, pero funcionará como un archivo central de lo que escriba en todos lados; una especie de meta-blog, si eso tiene sentido. Sospecho que cada vez escribiré menos por acá, pero ya no estará sin contenido.

Aquí comienzan las metafóricas raíces del árbol central de lo que escribo. La belleza principal estará en las ramas, pero este tronco será el soporte principal de todo.

Gracias por leerme muchachos.

A %d blogueros les gusta esto: