A propósito del desencanto

Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Este breve cuento me ha recordado mucho a mí y a mi relación conmigo mismo. Recomendado.

txtshots

Lo miro a los ojos como hago siempre que lo tengo entre las piernas; sin embargo, esta vez me avergüenzo y bajo la vista. Es como estar con un extraño. Rodrigo sigue en lo suyo y yo vuelvo el rostro hacia el librero de la esquina, ese que tengo desde que me mudé a la ciudad. Y no. No son los mismos. Ni el librero, ni Rodrigo. 

Nos vestimos y me dice que tiene que irse, que tiene ensayo, y aunque respeta el ritual de despedida -un beso en los labios y dos en el cuello-, siento que me toca un farsante, un mal imitador. Intento meterme a la cama y olvidarme del asunto, pero la falta de familiaridad dentro de la habitación de dos por dos no me lo permite. Me siento de visita. Estoy en casa de un extraño. Quizás me hace falta aire. 

Salgo a dar una…

Ver la entrada original 455 palabras más

Autor: Andy

The internet's miniboss. I sing, write and edit Wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .